Columnas

PRESENCIA

< PAN no está al 100 como dice Kiko < Votación interna azul enciende alertas < El nuevo rol de López Obrador

1.- El triunfo de Marko Cortés para constituirse en el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN está ligado al roll que los gobernadores panistas prefirieron jugar de cara al nuevo gobierno. Tuvieron que decidir entre cultivar una buena relación entre el próximo gobierno federal o apoyar el proyecto de su frontal adversario Felipe Calderón Hinojosa y con ello arriesgar las posibilidades de desarrollo para sus respectivas entidades.

            De haber operado a favor de Manuel Gómez Morín, hubiera sido cargar con el enfrentamiento que Calderón trae ganas de sostener con López Obrador. No sólo es su añoranza por el poder, la sombra de los cuestionados resultados electorales de 2006 pesan sobre los hombros de don Felipe.

            La Presidencia de Marko Cortés es una opción naturalmente política, que será de competencia estrictamente electoral sin resquemores personales y sin poner en riesgo los apoyos de los que depende el desarrollo económico y social de las entidades gobernadas por Acción Nacional en este momento.

            Por lo que respecta a las votaciones internas del PAN en Tamaulipas, fue un ejercicio donde Francisco Elizondo pudo medir la participación de la militancia. A estas alturas sabe en que municipios estuvieron al cien, donde hay elementos fuera del control cupular y eso es un diagnóstico importante para los comicios de 2019.

            Primeramente la votación en Tamaulipas de acuerdo a su padrón fue de 73.85 %, bastante superior a la media nacional que no llegó al 60%, todavía el martes por la mañana andaban maquillando resultados en el concentrado de las 32 entidades para subirlo lo más posible.

            El panismo tamaulipeco es de 7,072, acudieron a votar 5,223 lo cual representa un 73.85 %. Reynosa y Nuevo Laredo fueron los principales centros de acopio de votos, donde el 100 por ciento de la militancia voto, lo cual no ocurrió en Matamoros, Tampico y Victoria, estos últimos dos donde son gobierno municipal.

            En Nuevo Laredo 342 panistas votaron por el proyecto operado desde la cúpula, es decir por Marko Cortés y sólo 30 lo hicieron a favor de Manuel Gómez Morín; en Reynosa sólo hubo 34 contrarios a Cortés y 997 a su favor. En esos dos puntos el PAN está fuerte sin duda, hay liderazgo; En Victoria la balanza fue de 308 contra 36 de un padrón de 551, un 60 % de participación por debajo de la media estatal, la falta de respuesta es un signo de que las cosas no andan del todo bien.

            En Tampico donde el padrón anda en 800 militantes de los cuales 365 votaron por Marko Cortés y 159 por Gómez Morín, con un 65 % de concurrencia.     

            Será tema de otras colaboraciones la revisión de otros municipios con miras a los comicios locales de 2019.

            2.- En la recomposición del sistema de partidos en el país, este martes PRI y PAN dieron la batalla en la tribuna en la Cámara de Diputados enarbolando su papel de oposición, ahora Morena y el Presidente Electo tendrán que asumir sus respectivos roles de partido en el gobierno y de Jefe de Estado, este último representante de los intereses de la Nación y de los mexicanos sin diferencias, lo mismos fifís, que clase popular.

            Luego de que se aprobó la reforma a la Ley Orgánica de  la  Administración Pública Federal en lo general con 305 votos a favor, 97 en contra y 62 abstenciones, los panistas terminaron por reventar la sesión, hicieron lo mismo que en el pasado reciente protagonizó la izquierda perredista, de la que surgió Andrés Manuel López Obrador y su Movimiento de Regeneración Nacional, primero al apoderarse de la tribuna y luego abandonar el escenario legislativo a manera de protesta ante la impotencia del aplastante “mayoriteo”.

            Los actores son los mismos, pero los papeles se invirtieron e hicieron recordar la famosa frase de las momias de Guanajuato, “como te veo me vi y como me ves te verás”, porque esa es la vida un ir y venir, a veces cuesta arriba y otras cuesta abajo.

            Hace unos días Proceso (No. 2192 del 4 de noviembre) publicó en su portada < AMLO se aísla. El Fantasma del Fracaso> con una foto del Presidente Electo que le hacía poco favor.

            En esa ocasión López Obrador experimentó por primera vez la línea editorial de Proceso de manera adversa, ahora en su roll de virtual Presidente de México y fue ostensible su malestar por la postura de ese medio con respecto a él, no le agradó. Y no es que la revista hubiera cambiado su línea editorial, lo que cambió fue el escenario. Si alguien simpatizó con AMLO en los últimos 12 años fue este medio impreso.

            Proceso vive de la venta de su publicación y de libros, muchos de ellos colecciones de la propia revista; su público lector está acostumbrado a la línea combativa contra el gobierno, López Obrador ahora es gobierno, esa es la diferencia.

            Ojalá los “morenistas” y el propio AMLO entiendan estos dos episodios, el de este martes en la Cámara de Diputados y el de la revista Proceso del 4 de noviembre. Los roles han cambiado.

            EN CORTITO:

            <<< El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca sostuvo una reunión con el bloque plural de los legisladores federales en vísperas de la entrega de proyectos para la elaboración del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019. El Mandatario ha sostenido frecuentes contactos, para ser exactos 3 en tan sólo 2 meses y medio. El objetivo común donde no hay diferencias de partido es buscar el bienestar social de los tamaulipecos.

            <<< Edgar Danés Rojas y Blanca Eladia Hernández Rojas son los nuevos Magistrados del Tribunal Electoral de Tamaulipas, aprobados por el Senado de la República, ambos con una sólida formación académica, aunque lo más importante son sus valores para conducirse con equidad y objetividad dentro del marco legal que dominan a la perfección de acuerdo a su curriculum. Uno y otro tienen antecedentes que los ligan a los partidos PRI y PAN, respectivamente.

            <<< Alejandro Etienne Llano, coordinador de la bancada Tricolor en el Congreso del Estado se manifiesta a favor de que su partido conserve colores y nombre, que los cambios deben ser hacia el interior. El exalcalde victorense propone trabajar en la reivindicación institucional para recuperar la aceptación y el apoyo de las mayorías.