Columnas

Cuentas Claras

Los costos de la violencia
Claridades. – Mayúscula la atracción por las cifras que revela el Institute for Economics and Peace (IEP) acerca de la evaluación del Índice de Paz en México 2013 (IPM), al determinar que el costo directo de la violencia en la economía nacional fue de 3.8 por ciento del PIB, en tanto el costo indirecto es de un 12 por ciento que, en términos monetarios, representan una pérdida de dos mil 490 millones de pesos, esto es, el 15 por ciento del PIB. Innegable que los datos son un sangrado en todos los sentidos.  
    
Aclarando. – El desgaste económico propiciado por la violencia, nos llevaría a concluir también que si no hubiera violencia en México, la economía tendría el potencial de mejorar hasta en 27.7 por ciento. Ah y Campeche es el estado más tranquilo. Hemos de observar también que las edades promedio de quienes han perdido la vida son en su mayoría jóvenes, una selecta fracción de nuestra sociedad que en algún momento a mediano plazo podría ser tomado como “eslabón perdido” por la violencia.    
   
Claroscuro. – Por lo que respecta a Nuevo Laredo, la principal evidencia como efecto de la violencia que atrapa a México, se observa en los cierres en cadena de comercios del llamado primer cuadro de la ciudad, la ausencia casi total de turismo, principalmente el extranjero, el abandono de 26 mil viviendas. Consecuentemente, el bajo flujo económico, acrecienta el endeudamiento y los pasivos que ahogan a empresas como Comapa, Gas Natural y a otros menos endebles como es la CFE.    
 
Claro que sí. – Vayan nuestros mejores votos por la pronta recuperación de salud de don Manuel Canales Escamilla, quien desde su hogar tiene la paciencia de continuar haciendo acopio de su fortaleza física para salir avante. El distinguido priista, uno de los hombres de más probidad de Nuevo Laredo, aún tintinea en la añoranza por parte de sus amigos de haber sido candidato y llegar a la alcaldía,  y asegurar un digno papel para una ciudad a la que sí ha demostrado querer.    
 
Clarín. – La selección de don Delfino González Muñoz, como gerente general de Comapa, evidenció de primera intensión que la recaudación de recursos por concepto del servicio de agua dejaría de estar encaminado en su inversión a obras simuladas de infraestructura y sí en cambio la concentración se aplicaría en un verdadero control administrativo, equivalente a acabar con tanto dispendio. Por algo se le manejó por años y años como la “caja chica” de las administraciones municipales.  
   
Claro que no. – Como parte de ese mal manejo de los recursos, se tiene un legajo de salidas económicas sin control y entre lo más reciente que llama la atención a Contraloría Municipal es la aparición en el rubro de gastos de una exacerbada indemnización de un funcionario que estuvo como gerente general. Esto, es solamente un ejemplo de la actitud criminalmente dispendiosa de quienes se les confirió la responsabilidad en Comapa. Acordémonos que esto inició al alzarle la “canasta” al Sindicato.
 
Clarificando. – Cuánto le costaría al Gobierno del Estado la excelencia alcanzada en el III Informe del Gobernador Egidio Torre Cantú, evento que fue rubricado con la presencia de 10 gobernadores. Hasta allá estuvo de visita la periodista y conductora de un destacado noticiero de nivel nacional, Adela Micha. Sin duda un éxito que fue alcanzado por el marcado cambio en los formatos logísticos del mandatario tamaulipeco a quien le bastaron sólo 15 minutos de mensaje.    
 
Sabía usted que. – La próxima inversión en obra pública por 850 millones de pesos, dada a conocer recientemente por el alcalde Carlos Canturosas Villarreal, fue exitosa estrategia de Horacio Garza Garza en una de sus dos administraciones de gobierno, pues logró reactivar la economía de manera sorprendente, luego que la ciudad estaba en profunda crisis.
 
javierclaudio40@yahoo.com.mx