Columnas

Columna Libre Albedrío

Miranda y la vendetta personal
  • Este día, el abogado neolaredense, podría marcar un precedente al exigir su total absolución porque injustamente fue detenido por vendettas personales
  • SAT y su trancazo al negocio particular de los estacionómetros.
  • Luis Enrique Arreola amaga tomar las instalaciones del CDE de su partido.

Este día podría ser crucial, para el futuro de algunos exfuncionarios municipales, que participaron en inculpar dolosamente  al  licenciado Juan Fernando Miranda, ya que éste estará en Reynosa, exigiendo ante el tribunal respectivo, para que a partir de la audiencia que se lleve a cabo, se dicte la sentencia absolutoria, porque  los delitos por los que fue acusado, fueron inventados, junto con las supuestas pruebas, por la administración municipal que encabezó Carlos Canturosas Villarreal.

Dicen que el tiempo y el agua, hacen que flote la porquería de una administración municipal inflada mediáticamente, pero que en realidad, representó una vergüenza para Nuevo Laredo y que al paso de los días, se conocen más acciones deleznables en contra de los ciudadanos.

Uno de estos ejemplos fue el acusar al abogado Miranda Macías, que lo mantuvo por varias horas en el penal de Nuevo Laredo, por un supuesto quebranto al erario público por un monto de 361 mil pesos, pero  resulta que en su defensa, presentó los comprobantes oficiales que fueron ingresados debidamente a la Tesorería Municipal en el tiempo que fungió como Secretario del Ayuntamiento.

Pero como no pudieron hacerle más daño porque Miranda presentó pruebas contundentes de su inocencia, cambiaron la acusación al señalarlo por usurpación y uso indebido de funciones, lo cual también fue otra pifia legal,  encabezada por quien era el segundo síndico Jorge González Fisher, quien fue uno de los personeros canturosistas, para entablar la demanda, la cual obedecía más que a una acción de justicia, a una vendetta personal.

SAT y su trancazo al negocio particular de los estacionómetros.

Un tremendo golpanazo a la empresa Victoria Meters, asestó el Servicio de Administración Tributaria al clausurar a numerosos parquímetros, ubicados en el primer cuadro de la ciudad capital de Tamaulipas.

Personal del SAT colocó bandas con la leyenda de clausura, porque la empresa que administra este servicio y saca grandes tajadas de dinero, expide comprobantes sin requisitos fiscales y ello, significa evasión fiscal.

Por lo pronto, hubo mucha alegría entre los automovilistas tanto residentes de la capital del Estado, como visitantes, porque a través de ese servicio, que debería de ser para las autoridades, indebidamente iban a parar a la bolsa de particulares.

En la cinta que imponían a los aparatos, claramente se leía “Clausurado por no expedir comprobantes o expedirlos sin requisitos fiscales”.

Esta acción desplegada por personal de la Secretaría de Hacienda, empata la exigencia y el debate entre los integrantes del cabildo victorense, los cuales cuestionan la concesión de los estacionamientos públicos a particulares.

Fue tan contundente el golpe que ya el Secretario del Ayuntamiento de Ciudad Victoria, Juan Antonio Ortega Juárez, queriéndose curar en salud, anunció que el gobierno que encabeza Oscar Almaraz Smer, estudia la posibilidad de rescindir el contrato a Victoria Meters, para explotar los estacionamientos públicos a

Cabe señalar que los referidos aparatos han sido motivo de debates en días recientes al interior del Cabildo de esta ciudad, al no estar clara la intención de algunas cláusulas del contrato con la empresa Victoria Meters, propietaria de los también llamados estacionómetros.

En vías de mientras, los ciudadanos victorenses exigen que no solo se rescinda el contrato respectivo, sino que ahonden bien las investigaciones, para saber quién fue el beneficiario de esta concesión, que sin lugar a dudas, estuvo salpicada de billetes.

Luis Enrique Arreola amaga con tomar las instalaciones del PRI

Vaya que le salió lo respondón a Luis Enrique Arreola Vidal, quien primero tronó contra las decisiones de inmovilización del Partido Revolucionario Institucional, al grado de que parecía un muerto viviente, y ahora, amenaza con tomar las instalaciones del Comité Directivo Estatal, yéndose a la yugular de la todavía dirigente estatal, Aída Flores Peña.

Arreola Vidal menciona que era tanta la apatía e irregularidades en la titularidad de la dirigencia priista de Tamaulipas, que fue necesario que un tribunal ordenara la emisión de la convocatoria, para renovar la presidencia estatal.

Aparte, a Flores Peña se le señala de manera insistente como una pieza que mueve a su antojo el exgobernador pusilánime de Tamaulipas, al grado de utilizarla para convertir a este siniestro y gris personaje y a integrantes de su familia, como Consejeros Nacionales del PRI.

Obviamente, este fue un mazazo en plena cabeza a quienes, con convicción y lealtad han servido desde posiciones modestas, para que improvisados como Egidio Torre Cantú y su caterva de ladrones, se despacharan con la cuchara grande, pero además aún quiere seguir mangoneando lo que queda del Revolucionario Institucional.

Porque tanto para Arreola, como para otros priistas, uno de los grandes responsables de la debacle de su partido, es sin lugar a dudas, el pésimo y corrupto gobierno que ejerció quien “gobernó” de chiripa a Tamaulipas y se infló, junto con sus incondicionales, de dinero público.

Por hoy fue todo, para cualquier aportación de ideas, aclaración o dudas, dirigirse al correo electrónico librealbedrio57@gmail.com