Columnas

PRESENCIA

– Expriistas a consenso de MORENA – Almaraz rumbo a la reelección – Canturosas y la izquierda del PAN

1.- Muchos se preguntan si los priistas renegados que han hecho acto de presencia ante López Obrador, estarán dispuestos a someterse a una consulta (encuesta) o al consenso del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, que lo mismo les pueden otorgar una candidatura, que un rotundo rechazo. Mucho menos cuando está claro que los cuadros directivos, asesores y demás operadores de MORENA, no están dispuestos a entregar espacios a arribistas.

            Don Andrés Manuel es muy listo, aunque todo lo decide él, ha montado desde ahora una estrategia a través de un acuerdo del Consejo Nacional, para que a partir de la fecha y hasta finales de agosto se elijan los abanderados para el 2018, que como Usted sabe son comicios de donde saldrán candidatos a alcaldes, diputados federales y Senadores. De la Presidencia de la República no hay nada que preguntar ya está “pedida y dada”.

            El procedimiento de encuesta no será de uso generalizado, sólo para casos excepcionales, presumimos que será una mecánica simulada a través de la cual se disfrazara el “dedazo” del tabasqueño.

            Mientras que el consenso de los “morenos” es como lanzar la presa a las fieras, al estilo romano. Es prácticamente una manera de quitarse de encima a los suspirantes, de los que hay muchos sobre todo en la zona sur, y uno que otro en esta capital, tratándose de Tamaulipas.

            Este nuevo modelo viene a dignificar un tanto el procedimiento de elección de candidatos, porque el de sorteo resulta poco decoroso, sobre todo ante la presencia de figuras políticas en todo el país, que proceden de diferentes partidos, incluyendo al PRD. No me puedo imaginar a un Alejandro Encinas, o a un Miguel Barbosa, o a Felipe Garza, o al propio Américo Villarreal participando en una rifa para obtener una candidatura.

            Por lo pronto los aspirantes podrán registrarse en un par de días con los coordinadores de MORENA en los principales municipios o zonas. Aún no está muy claro el procedimiento, pero se habla de que para obtener su registro como participantes que buscan una candidatura, tendrán que exponer su trabajo, y este consiste en demostrar que se posee una estructura.

            Algunos de los priistas desertores tienen esa estructura, sólo hay que darle una barnizadita y cambiarle de color.

            2.- El alcalde victorense Oscar Almaraz Smer tiene muy claro el justo reclamo de los habitantes de la capital tamaulipeca, de ahí que ha emprendido un gobierno de tiempo completo, dedicado a atacar los principales problemas de la ciudad, que estaba hundida en el abandono de los servicios públicos. Hoy en el décimo mes del primer año de su gestión ha logrado sacar adelante los servicios públicos que presentaban enorme rezago como son el alumbrado público y la recolección de basura.

            Sólo una tercera parte de las luminarias estaban en servicio y en las calles había toneladas de basura abandonadas, lo que representó un déficit difícil de sacar adelante.

            Hoy se encuentra en la etapa de recuperar calles, ya sea mediante el bacheo o reencarpetado asfáltico. Aquí el rezago es enorme se requieren conservadoramente de 40 años de presupuesto actual para cubrir la demanda de las nuevas colonias y rehabilitación del pavimento viejo.

            Almaraz se ha convertido en ejemplo para sus homólogos priistas, eso le ha ganado un buen ambiente que lo encamina para la reelección, aunque él no ha dicho aún esta boca es mía.

            Sus compañeros de partido aprueban su gestión, porque es lo que necesita el PRI en las circunstancias de derrota que afronta en el estado, en municipios, diputaciones locales y el Poder Ejecutivo. Por eso se dio hace unos días la presencia masiva de los diputados federales, los mismos que aprobaron el mayor de los presupuestos en la historia de Victoria, que confirmaron su disposición como gestores ante los resultados a la vista.

            3.- Ayer anduvo en esta capital, el exalcalde Carlos Enrique Canturosas Villarreal, de bajo perfil, con escasos acompañantes, quizá es discreción, almorzó en el lugar de moda, Don Elías del centro. Hace unos días se dejó ver en Tampico con un grupo más nutrido, pero de auténticos panistas, de esos que están inconformes porque su partido no les ha hecho justicia, ni parece tenerlos en cuenta para el 2018.

            Sin duda Canturosas tiene la aceptación del ala izquierda de la derecha panista. No es incongruencia, entendiendo como izquierda la corriente que no está con el sector que ejerce el poder.

            Se vienen tiempos interesantes, de mucha competencia interna, difíciles para los que no están en el presupuesto, pero que se ven dispuestos a luchar como lo hicieron en otros tiempos en busca de ejercer sus propias ideas.