Columnas

PRESENCIA

< Felipe se baja del tren morenista < Ochoa Reza, de que se va, se va < Américo no tiene fácil la senaduría < Exitoso cierre de carnaval

  1.- La semana inicia con fuertes rumores sobre el cambio de dirigencia en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI. La salida de Enrique Ochoa Reza era inminente, y no por el “PRIetito” en el arroz, tampoco por el pronunciamiento abierto del senador Joel Ayala, y de una docena de diputados federales (que luego se retractaron), ni siquiera por el clamor generalizado del priismo de todo el país que reclama un líder que los anime y encienda en el fragor de la batalla electoral de 2018 o en la desgracia de la derrota como es el caso de Tamaulipas y otros 14 estados.

            No, nada de eso, sino porque son los tiempos de José Antonio Meade y aunque el líder natural del Tricolor es Enrique Peña Nieto en su calidad de primer priista del país, los usos y costumbres tienen un calendario que marca caducidades morales, que son sobrepuestas a las legales. Para acabar pronto, desde 1986 ningún Presidente del CEN ha concluido su periodo o cuando menos se ha acercado a los 4 años que debiera durar el ciclo.

            La candidatura de Enrique Peña Nieto se encubó con Beatriz Paredes Rangel en la dirigencia del partido; después le sucedió Humberto Moreira Valdez a quien le tocó la etapa de los artificios propios del destape y sólo estuvo 9 meses; luego fue sustituido por Pedro Joaquín Coldwell quien acompañó al candidato a rendir su protesta en Dolores Hidalgo, Guanajuato.

            Don Pedro Joaquín era desde entonces uno de los hombres del equipo de Peña Nieto. Y eso es lo que necesita Meade, que quizá por falta de antecedentes priistas no tiene a uno de los suyos habilitado para esta gran faena electoral; pero si requiere a un elemento que sea seleccionado con su visto bueno, que tenga compromisos con él, que vea en el candidato a su jefe y no al que está en Los Pinos.

            Para colmo Ochoa Reza pecó de soberbio, su salida se anunció en los días inmediatos del destape de José Antonio Meade y como le gusta mucho declarar, dijo que de ninguna manera, que él terminaría el periodo estatutario. El otro problema que tiene es su debilidad protagónica, le roba espacio a Meade, habla de él, lo promueve pero la primera persona siempre es él.

            PURGA EN DIRIGENCIAS ESTATALES DEL PRI.- En escenarios como este, se facilita el rumor y los pronunciamientos, sobran los que hablan del cambio de dirigencias estatales que no han dado resultados y estas son la mitad de los estados del país, que es donde el PRI no es gobierno.

            Enrique Ochoa se convirtió en un lastre para la Secretaria Diva Gastelum Bajo, encargada de las entidades en estado de derrota, elementos cercanos a la senadora sinaloense comentan que el Presidente del partido es un cuello de botella que impide el flujo de acuerdos y estrategias pese a lo avanzado del calendario electoral, preocupan las más de mil 596 alcaldías que están en juego, muchas de ellas en estados donde no son gobierno como Tamaulipas.

            Por otra parte, además del desprecio que Ochoa Reza ha profesado a Tamaulipas, a donde no se dignó venir, tiene atorada la convocatoria para alcaldes y con ello la lista de prospectos. Circunstancia que viene a contribuir con el desánimo existente.

            Deja a medias la operación cicatriz de los damnificados en lo referente a candidaturas federales, diputaciones y senadurías de diferentes estados.

            En fin, mucho ayudaría a la candidatura de Meade un cambio de dirigencia pronto. El evento de entrega de constancia al candidato a la presidencia será quizá la última salida a escena de Enrique Ochoa Reza.

            AMERICO NO LA TIENE FACIL.- MORENA jugó su peor faena de elección de candidatos al Senado de la República para Tamaulipas, lleva una carta masculina que nunca ha sido probada en las urnas y una figura femenina reprobada con muy baja calificación en su primer intento en 2015 en el Distrito de Tampico. Ambos seguramente cuentan con cualidades ciudadanas y aspiraciones muy respetables, pero no garantizan al electorado ser los representantes populares en la gestión legislativa y mucho menos acarrear al partido una votación decorosa.

 

            Lo cierto es que Américo Villarreal Anaya empieza a escribir su propia historia política electoral al lograr su primera oportunidad en las urnas, llega sin ningún antecedente de participación en ningún partido, todo su capital es el nombre de su padre el exgobernador de Tamaulipas y quizá tenga en los amigos y ex colaboradores de él, algunos aliados que lo ayuden a abrirse camino en esta nada fácil competencia.

            El motor de Andrés M. López Obrador no es suficiente para impulsarlo, a él o a cualquiera, no por lo menos en Tamaulipas y eso lo tiene registrado MORENA en sus evaluaciones, donde no “pintan” para nada en todas las entidades fronterizas.

            La cuestión es que la Comisión Nacional de Elecciones  de MORENA aprobó este domingo convertir a Villarreal Anaya en precandidato a senador haciendo fórmula con la maestra María Guadalupe Covarrubias Cervantes, una maestra con 50 años en la docencia, quien ya fue candidata a diputada federal por el VIII Distrito con cabecera en Tampico, eso fue en 2015.

            Un dato es que en esa ocasión la maestra Covarrubias obtuvo 7,073 sufragios y su contrincante  María Elena Figueroa Smith por el PAN logró 35 mil 113 votos, ambas perdieron frente a la candidata del PRI, Paloma Guillén. Hoy nuevamente la morenista y panista serán adversarias, al figurar como candidatas al Senado de la República de nuestra entidad.

            No es por intrigar pero en Tampico uno de los puntos donde se supone tiene mayor presencia MORENA, en el 2015 con la suma de votos de sus aliados PT y ahora el Partido Encuentro Social que acompañan a AMLO en coalición, estarían sumando 1,490 votos y 3,726, que con los 7,073 de la maestra Guadalupe Covarrubias,  de tal manera que se puede considerar una fuerza de coalición, que llegaría a los 12 mil 299 en el 8º Distrito donde tiene su fortaleza la compañera de fórmula de Américo. El PRI en esa ocasión se llevó carro completo y en ese mismo distrito electoral Paloma Guillén captó 42 mil 642 sufragios más 11,086 de sus aliados PVEM y PANAL, por cierto con los que ahora no contará el Tricolor.

            Las cosas han cambiado para el PRI, pero no para el PAN, y Figueroa Smith quien figura como compañera de fórmula de Ismael García Cabeza de Vaca tiene todas las posibilidades de superar su propio record en ese distrito. Claro los senadores requieren ganar en los 9 distritos electorales y será tema de otro análisis.

            Por hoy permítame comentarle que entrevistamos telefónicamente al Dr. Felipe Garza Narváez para preguntarle que sigue ahora en sus circunstancias con respecto al partido MORENA y el Proyecto de Nación de AMLO.

            Nos reiteró que él no se afilió al partido MORENA (como si lo hicieron otros aspirantes a candidaturas), si bien firmó el Proyecto de Nación que propone López Obrador, con el cual simpatiza. “En esta estación me tengo que bajar, ni tengo derechos, ni obligaciones en esta etapa de inter campaña. Lo que sigue es el trabajo de los morenistas y de su estructura a la que yo no pertenezco”.

            Y uno no puede dejar de preguntarse que necesidad tenía MORENA de jugar con cartas nuevas o que no garantizan triunfo, o cuando menos una votación decorosa, porque la apreciada maestra Covarrubias no es conocida fuera de su distrito pese a su medio siglo de ejercicio de la docencia.

            Por lo que hace a José Ramón Gómez Leal en su calidad de morenista, suponemos tiene oportunidad para otras candidaturas aun no definidas, las diputaciones federales que están en su etapa final de ajustes y la alcaldía de Reynosa que peleaba él para su amigo Armando Zertuche Zuani, veremos.

            MÁS ADULTOS MAYORES BENEFICIADOS.- Con los nuevos procedimientos del Gobierno del Estado de Tamaulipas en materia de Política Social en el 2018 hay más de 10 mil personas mayores de 70 años que se detectaron, que no recibían el beneficio del programa para Adultos Mayores. Ahora están recibiendo un apoyo de 1,200 pesos bimestrales.

            El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y su esposa la señora Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca entregaron de manera simbólica en Nuevo Laredo el recurso en beneficio de 300 adultos mayores de ese municipio.