Columnas

PRESENCIA

< Anaya, palo dado ni Dios lo quita < Pierde Frente, bandera anticorrupción < AMLO el más beneficiado < Cambió la suerte de Lety Salazar

1.- De acuerdo a la experiencia de diferentes juristas, el caso de Ricardo Anaya Cortés va a trascender más allá de los comicios. Por lo pronto “Palo dado ni Dios lo quita” y el candidato azul a la Presidencia de la República tiene un gran problema; quizá libere lo legal, pero los hechos ponen al descubierto que realizó operaciones altamente sospechosas, que lo involucran con actos presumiblemente fuera de la ley.

            Y lo peor, es que ya perdió la principal bandera de su discurso de campaña, <el combate a la corrupción>. No sabemos que más pueda traer en el morral, porque hasta ahora ese ha sido el eje temático con el que se estaba promoviendo.

             Anaya vive un episodio similar al de Pedro Ferriz de Con, Usted recordará que un acto de infidelidad conyugal terminó con su exitosa carrera de periodista de gran prestigio. 

            Parece incomprensible, pero Ferriz se proyectó siempre como un hombre desapartado de prácticas deshonestas (igual que Anaya), Pedro llevó a los micrófonos su papel de excelente hijo y jefe de familia ejemplar, además exhibió en diferentes momentos la corrupción galopante del país y a los funcionarios que practicaron conductas fuera de la ley, de tal manera que NO pudo sobrevivir ante un capítulo, que protagonizado por cualquier hombre público de nuestro tiempo, hubiera pasado desapercibido.

            Obtuvo el perdón de su esposa y de sus hijos, pero no de sus seguidores y público. Lo mismo ocurre con Anaya, se ha llenado la boca con señalamiento de corrupción y su combate ha sido su bandera; ahora se ve embarrado en un asunto de lavado de dinero, donde el responsable directo es Barreiro, pero en esa cadena de actos, el candidato del PAN es un eslabón y un eslabón muy salpicado del lodo de la corrupción.

            Veremos hasta donde llega su similitud con Ferriz de Con, al que lo perdonaron sus allegados familiares, pero no el público que lo seguía por la radio, el conductor ya no tiene prestigio para hacer señalamientos (con qué cara). No quedó nada de aquellos dos millones de personas que apoyaban sus propuestas, eso se vio al no lograr recaudar las firmas de apoyo para su candidatura Independiente, hoy Pedro deambula en medios de comunicación de los llamados alternativos, ya no pertenece al primer círculo de comunicadores del país. 

            En cuanto a Ricardo Anaya no vemos que salgan en su ayuda los líderes morales del PAN. Por principio de cuentas dejó muchos heridos en el camino a los que ahora no puede recurrir, sigue siendo el gerente general del Partido por eso da órdenes a legisladores federales, esos que piden juicio político contra el encargado del despacho de la PGR, por citar un solo ejemplo.

            Sorprende que este joven y hasta talentoso candidato presidencial no tuviera la habilidad para haber enfrentado el problema con valentía, prefirió ir a Estados Unidos en este lapso en espera de que el mal tiempo amaine. Veremos después de este lamentable episodio, que queda de Ricardo Anaya, si es capaz de levantarse de la lona como los buenos boxeadores o de plano ya no repunta.

            2.- Mientras tanto en torno al conflicto Anaya-PGR unos sufren la pena y otros van a la pepena. En este descrédito del candidato panista el principal beneficiado es López Obrador.

            Resulta que los perredistas no estaban muy convencidos en llevar como candidato del Frente PAN-PRD-PMC al panista, es lógico que ahora los militantes de la izquierda abandonen el proyecto frentista a la Presidencia y a la Jefatura de la Cd. de México, dado que Alejandra Barrales sigue muy por debajo de su adversaria del Partido MORENA, se trata de los mismos activistas hoy apostados en diferentes bandos.

            3.- En ese marco de circunstancias parece que al fin les cayó el 20 a los seguidores de AMLO. Por eso la Secretaria General de MORENA,Yeidckol Polevnsky Gurwitz, recordó a los panistas que ahora denuncian el uso de las instituciones para golpear a Ricardo Anaya Cortés, que parecen olvidar cuando Vicente Fox Quesada, siendo Presidente de la República, hizo lo mismo en contra de Andrés Manuel López Obrador para el que promovió un juicio de desafuero en contra del tabasqueño, utilizando a la PGR como institución de procedencia.

            Fox retrocedió porque victimizó a AMLO, porque no había justificación de tipo administrativo y fue algo tan obvio que quedó al descubierto el verdadero propósito que era detenerlo en sus aspiraciones presidenciales.

            En el caso de Anaya su enriquecimiento acelerado (por no decir injustificable o mágico) dibuja el perfil de un político, que por las fechas de su despegue económico lo ubica bajo la sombra de sospecha del conflicto de intereses, es decir de haber celebrado negocios con ventaja bajo las circunstancias de influencia que otorgan los puestos públicos.

            A lo anterior hay que sumar las declaraciones de Andrés Manuel quien dejó claro que se debe investigar al frentista por lavado de dinero y por los “moches”, que eso no se mal interprete, porque no sería una intervención del gobierno.

            En cambio Gustavo Cárdenas Gutiérrez como dirigente del PMC, uno de los partidos frentistas calificó de Guerra sucia la que ha emprendido el Secretario de Gobernación contra Anaya.

            La realidad es que en el tema de Anaya, cada quien lo ve con cristal de diferente color, al estilo del poeta Campoamor, de ahí que para unos es verdad y para otro mentira. A los partidos que conforman el Frente no les hace ninguna gracia que su abanderado se desinfle y por el contrario a los de MORENA, les viene como anillo al dedo.

            Por lo pronto Anaya puso tierra de por medio y se fue a Estados Unidos a realizar actividades que tienen que ver con su proyecto político, para dejar correr el tiempo y ver que nuevos vientos soplan.

            4.- El Servicio de Inmigración y Control de Aduana de Estados Unidos le retiró a la ex alcaldesa Leticia Salazar su visa, en otras palabras esto significa que no es una visitante grata para nuestro vecino país. El acontecimiento no es cualquier cosa cuando se trata de una persona que toda su vida ha sido residente fronterizo, de ahí que empiezan a tejerse rumores sobre las causas que pudo originar esta decisión.

            Los trascendidos mencionan la responsabilidad adjudicada a la ex edil en la presunta muerte de tres jóvenes norteamericanos, a cargo del grupo policial “Hércules” que se integró bajo su administración, elementos de seguridad que fueron su orgullo, con los cuales posó portando el uniforme y cuyas fotografías fueron objeto central de panorámicos estelares que se instalaron más allá de Matamoros, algunos de ellos en la zona sur del estado, eran los tiempos de poder y de soñar con el futuro político.

            Por otra parte, la prensa de ese municipio fronterizo ha publicado en diferentes momentos que Leticia Salazar compró cuando menos dos propiedades en el estado de Texas, a las cuales ahora no podrá acceder y falta ver que más venga detrás de este episodio celebrado en las aduanas este viernes.

            Quizá por allá encuentran parte de los 1,300 MDP que en un principio la Auditoría Superior del Estado estaba pidiendo que justifique, actualmente no sabemos cuántos habrá logrado justificar de esa suma y cuanto más están aún en la opacidad.