Columnas

PRESENCIA

< Oscar y Xico, la lucha cerrada < Ale Cárdenas la amalgama Tricolor < Con Maki, PAN amarra Reynosa < Ulibarri deja a 4 panistas en el camino

1.- Como Usted ya estará enterado las matracas y porras al estilo de la vieja usanza, dieron calor al registro de los precandidatos a las alcaldías por el PRI en sus diferentes sedes municipales del estado, entre ellas la de Victoria, Oscar Almaraz Smer fue aspirante único que solicitó su registro y sólo es cuestión de trámite confirmarlo.

            Oscar tiene un año 5 meses de realizar un trabajo intensivo, picando piedra para transitar con facilidad para obtener la confirmación de su partido en el trámite de reelección y la aprobación popular de los victorenses. Nadie le puede negar su dedicación a la gestión de recursos para obras y de construir el ambiente para el desarrollo de prácticas empresariales, de convivencia y todo lo que implica su responsabilidad frente al municipio, pero el proyecto azul no se ve fácil de vencer.

            Los números son los siguientes, Oscar ganó en 2016 con 47 mil 362 sufragios más 523 que le aportaron sus aliados. En esa misma ocasión el PAN llevando de candidato a Arturo Soto logró 45 mil 372 votos, es decir le faltaron 2,010 votos azules para alcanzar al PRI. Desde hace tiempo Acción Nacional tiene en números redondos un voto duro arriba de los 40 mil, sólo que ahora en el 2018 suma una serie de fuerzas en un solo proyecto.

            Lleva a un candidato externo en la persona del Dr. Xico, quien como candidato independiente logró 28 mil 110 votos en 2016, ahora como parte del Frente, el Partido Movimiento Ciudadano está obligado a apoyarlo sobre todo cuando ocupa dos regidurías la 2ª y la 7ª que le aseguran dos lugares pierda o gane la alianza PAN-PRD-PMC, además de la 10ª.

            El dirigente estatal de Movimiento Ciudadano con residencia en esta capital es Gustavo Cárdenas Gutiérrez que debe estar comprometido en esta coalición por las posiciones obtenidas en esta planilla y otras en la arena federal.

            Por su parte los perredistas que no representan una fuerza importante (1,904 votos también en 2016) llevan la 3ª. Regiduría. Los votos amarillos son casi 4 veces de lo que aportaron los aliados tradicionales (Nueva Alianza y Verde) del Tricolor a Almaraz en la pasada elección.

            Suponiendo sin conceder que las tres fuerzas coaligadas en torno al Dr. Xico, más los votos de quienes lo apoyaron como independiente y que pudieran ratificarlo, aportaran la misma cantidad, estaríamos hablando de 101 mil 222 sufragios, lo cual representa más del doble de lo que obtuvo Oscar en los pasados comicios.

            De tal manera que Almaraz tendrá que aplicarse de igual manera negociando con líderes de opinión. El ambiente electoral ha cambiado, de luna de miel a un marco más agresivo, de la noche a la mañana se ha convertido en el centro de atención de redes, “memes” en Whasp App.

            La reelección tiene dos caras, una amable que fue la oportunidad de prestar servicios que le allanen caminos con los ciudadanos y otra un tanto ruda, que son los faltantes, porque es imposible satisfacer todas las demandas de la sociedad.

            Pronto veremos que es mejor, un candidato probado en el servicio público municipal, o una promesa, la nueva esperanza que no sabremos si será mejor o peor hasta que lo suframos o lo disfrutemos, según sea el caso.

            2.- Los inconvenientes del Dr. Xicoténcatl González Uresti en este momento y que tiene que salvarlos a través de negociaciones, es que no ha logrado la aceptación de los panistas y esto tiene que trabajarlo con los liderazgos morales de un partido al que no conoce y que requiere del asesoramiento de alguien identificado con el panismo.

            El movimiento independentista de victoria que está un tanto lastimado porque esperaba un trato especial desde la Dirección del Hospital General y que no le llegó. En fin, nada que no pueda salvar si se pone las pilas.

            Hay algunas variables que estarían influyendo en esta misma elección y que pueden cambiar el rumbo de la historia. Una de ellas es el candidato del Partido MORENA, que aún no sea hace oficial, aunque la rumorología define para el caso a Eduardo Gattas Báez.

            Otra más es la participación de dos candidatos independientes, una de esas opciones es la ex priista Nayma Karina Balquiarena que de alguna manera pudiera restar votos al proyecto de Oscar.

            La tercera variable es que concurren las elecciones federales y va a influir la participación de los candidatos a senadores Alejandro Guevara Cobos y Yahleel Abdala Carmona; y todavía más, la abanderada Tricolor para la diputación federal, Alejandra Cárdenas Castillejos representa un fuerte punta para el PRI en esta plaza totalmente “cardenista”.

            Todo esto explica porque el PAN recurrió a un candidato externo. Obviamente porque es la única manera de obtener votos más allá de los que lograría con un candidato natural panista. En seguida examinaremos otras decisiones que revelan que el dueño del balón azul lo está jugando con excepcional habilidad.

            3.- Haiga sido como haiga sido, el PAN amarró en Reynosa con la reelección de la Dra. Maki Ortiz Domínguez amplias posibilidades de conservar la plaza bajo las siglas azules. Una negociación cuyo desenlace representa un duro golpe para sus detractores.

            Pero déjeme comentarle que entre los gobernadores tamaulipecos de diferentes tiempos los hubo, que <perdieron ganando y otros que ganaron perdiendo>, porque así convino a sus intereses y de eso se trata el ejercicio del poder.

            Fue el caso de Álvaro Villanueva en Cd. Victoria, que no siendo el favorito de Eugenio Hernández Flores desbancó al Dr. Rodolfo Torre Cantú que era el amarrado, o sea, igualito que ahora con “El Chuma” José María Moreno Ibarra.

            “La capacidad de negociación es la principal virtud del líder político”, sustenta Daniel Eskibel, fundador de “Maquiavelo & Freud” referencia mundial en psicología política.

            Añade:El político debe saber negociar con su familia y amigos para dedicarle tanto tiempo y energía a la política como sea posible; debe negociar con los dirigentes de su partido en cada reunión; con militantes de su partido en innumerables oportunidades; con dirigentes políticos aliados con los cuales tiene matices de opinión y también con otros dirigentes políticos que están distantes de sus propuestas (o sea, oponentes)”.            “Debe negociar con organizaciones sociales y empresariales, con sindicatos, con gobiernos, con ministros, con opositores, con medios de comunicación, con todos…”

            Si nada de esto le convence en relación con el tema de la precandidata reynosense a la alcaldía, recuerde que en política <los amigos y los enemigos no son para siempre>.

            En esta elección de 2018 particularmente difícil y cada vez más complicada no nos debe sorprender insospechados acuerdos entre los principales liderazgos de la entidad; esto incluye la posible sustitución de un candidato que no proporcione el rendimiento adecuado, hay un espacio establecido por la ley para realizar ese trámite, si así lo requiere un partido, “cambiar caballo a mitad de río”.

            4.- Igualmente inesperada fue la candidatura a la alcaldía de Río Bravo de Carlos Ulivarri López un exdirigente de la CANACO local, que dejó en el camino a cuatro aspirantes incluso con trayectoria como Raúl García Vivian, Fernando Gómez Gómez actual regidor (va como suplente en la planilla del Ayuntamiento), Roxana Pérez e Irene Hurtado Cruz.

            Ulivarri figuraba como la carta fuerte del Partido MORENA, es un personaje con peso propio, y que ahora adquiere grandes posibilidades de ganar al ser abanderado por el PAN y que enfrentará la relección de Juan Diego Guajardo Anzaldúa, que no es cualquier cosa.

            En Tampico Acción Nacional lleva de candidato a un panista Jesús Nader, pero en algún momento contempló la posibilidad de abanderar a un expriista, Eduardo Hernández Chavarría, que ahora está totalmente sumado a la operación política azul. Esto quiere decir que el Partido ya cambió su manera de operar, ya no se trata de llenar un requisito, sino de tomar la mejor decisión con miras de triunfo.

            De todo esto y más, veremos en el proceso político que tenemos en marcha.