Columnas

Cuentas Claras...

Partidos y sus filas de ambición

*Fuerte tironeo bajo la mesa ante la prolongada  integración de planillas   

* Comienza el PRI por descartare a los buscadores de primeras posiciones

* No existe verdadero control de precios bajo el ordenamiento de Profeco    

Aclarando. – Resulta asombroso, cómo en los últimos trienios han surgido de la nada aquellos ciudadanos con renovado espíritu de servicio por nuestra ciudad, dispuestos a hacer fila y hasta “brincar trancas” por alcanzar un puesto de elección popular y ni se diga si es una regiduría. Un caso reciente sería la regidora Guadalupe Carmona, mejor conocida como Mamá Lupita, quien de una labor loable saltó circunstancialmente a la política y hoy está en plena pelea relativa de nueva posición.

Claridades. – Los gritos y sombrerazos están a la orden del día en los partidos por alcanzar las posiciones de automático que les permitirían una regiduría con un mínimo de votaciones y esto sin importar perder. Así, la pasión y mística que tanto distinguió a grandes políticos que ha tenido Nuevo Laredo, finalmente se diluye ante la ambición de colarse en las primeras posiciones de las planillas y donde ningún partido escapa a esta característica. Esto sería; ganar aunque se tenga que perder.  

Claro que sí. – Es por eso que desde inicio de semana, el candidato del PRI a la presidencia municipal, Daniel Peña Treviño y su equipo aparecen inmersos diariamente y por largas jornadas en la conformación de la planilla, donde según se ha tenido cuidado de integrarla en plena atención a un reclamo de liderazgo y verdadero espíritu de servicio. Si es así, deberán quedar atrás quienes se pavonearon de tener un lugar asegurado como Imelda Mangín, “Chepo” García y Mónica García Velázquez.       

Claro que no. – Tampoco es de dudarse en el PRI que haya sido aplicada una vieja táctica priista como es la rumorología, en la intensión de dar el “quemón” y restarles posibilidad, esto, si es que en realidad la existía. La confección de la planilla suena hartamente difícil en cada uno de los partidos, incluyendo en los independientes, mayormente si se considera será el parte aguas en el ánimo del electorado para aportar votos a talo cual candidato a la alcaldía. La aparición de los nombres lo dirá todo.   

Clarín. – Apenas en el arranque las campañas, cada partido tiene una lastimosa característica; todas se distinguen por el populacho, esto es que empezaron por la visita a los parques con motivo de la celebración de las familias del Día de Pascua. Grisáceas y sin creatividad, así iniciaron los candidatos; con el usual arrimón al asador, el saludo al paso, toda la atención aparentemente presta en el ciudadano, así también el abrazo y la colocación de la mano del político en el hombro del prospecto.      

Clarificando. – En tanto en el PAN no es tan prolongada la fila para solicitar regidurías, en el PRI aparece interminable en el mascullar del “siempre los mismos”, lo que obliga a los partidos a ser acucioso en la selección de verdaderos personajes que tengan currículo, convicción y verdadero deseo de trabajar por la ciudad. Caso relevante es el del doctor Arturo de la Garza, ex director del Hospital General del IMSS, que decidió quedarse en el PRI por más ofertas que le hicieron los de enfrente.       

Claroscuro. – Tamaulipas es un infierno, dado el fracaso para contener la violencia y su principal ejemplo sigue siendo Reynosa y aquí cerca sería la región de la ribereña, en tanto que Nuevo Laredo estos incidentes son sordos, dado que sí suceden pero no trascienden o al menos no los permiten llegar veraz y oportunamente a la ciudadanía. Vivimos un río revuelto cuya ganancia sólo es de pescadores.    

Sabía usted que. – En un tipo de ventas al mejor postor, es aprovechada la ausencia de inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para la verificación de precios. Los comparativos son desproporcionales y sólo por citar un ejemplo, en las farmacias un medicamento de nombre Kriadex, tiene un precio de 680 pesos en la Farmacia Calderón, en la Farmacia Guadalajara alrededor de 560 pesos  y en la Benavides es de 280 pesos. Ah y este negocio, no porque sea quien vende más barato.   

javierclaudio40@yahoo.com.mx