Sociedad

Pide Blanca Treviño de De La Garza no dejar a menores solos en casa

H. Matamoros, Tams.- La Presidenta del Sistema DIF Matamoros Blanca Treviño de De la Garza, pide a la población Matamorense no descuidar a los niños, niñas y adolescentes y sobre todo no dejarlos solos en casa ante los riesgos a los que pudieran enfrentarse.

 

Blanca Treviño de De la Garza, dijo que son los padres de familia o tutores los directamente responsables de salvaguardar su seguridad e integridad física, por lo que recomienda dejarlos a cargo de algún miembro de la familia o con quien se tenga confianza pero nunca solos.

 

“Estamos en periodo vacacional de niños, niñas y adolescentes y es cuando se enfrentan a riesgos de accidentes en el hogar, es por eso que pedimos a los padres o familiares nunca dejarles solos y menos para salir a trabajar”, comentó.

 

Destacó que las situaciones de riesgo que se suelen registrar tienen que ver con accidentes por descuido como cortadura o quemaduras, debiendo buscar alternativas para mantenerlos ocupados pero vigilados.

 

La Primera Dama hizo hincapié en que se trabaja de la mano con el gobierno municipal que encabeza su esposo Jesús de la Garza Díaz del Guante, con el único propósito de salvaguardar su integridad física de las niñas, niños y adolescentes haciéndose por ello el llamado para evitar situaciones de riesgo o de consecuencias lamentables.

 

“Hemos tenido casos en los que los padres de familia deben ir a trabajar y se les hace fácil dejar solos a los pequeños y en un descuido se salen de casa, pero es conveniente mantener una estrecha comunicación con los adolescentes para saber con quién se juntan, que hacen y a donde salen, todo sea por su seguridad”, expresa.

 

Entre las recomendaciones más importantes reitera nunca dejarles solos, y de saber de algún caso en los que algún niño, niña o adolescente se encuentre en riesgo reportarlo al 911 o al DIF Matamoros al 810-95-50.

 

Contrario a ello considera necesario que los padres de familia aprovechen las vacaciones para reforzar en ellos los valores que tanto necesitan y darles el tiempo que merecen.