Turismo

Vive, Conoce y Disfruta el Altiplano Tamaulipeco

CD. VICTORIA, Tamaulipas.- Tamaulipas tiene diversos lugares para vivir, conocer y disfrutar sus atractivos naturales, son excelentes opciones que le sugiere la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (Sedet); se encuentran en el Altiplano Tamaulipeco.

Zonia Torres Saeb, subsecretaria de Turismo del gobierno estatal, dijo que con la estrategia Tamaulipas Vive, Conoce, Disfruta, promovemos el desarrollo de la infraestructura y de los servicios turísticos para aprovechar las riquezas naturales del estado, su ubicación geográfica, la calidad de nuestra oferta turística y la hospitalidad de nuestra gente.

Si desea recorrer el altiplano tamaulipeco, partiendo de Victoria, se encontrará con el Santuario El Caminero, al tomar la antigua carretera a Tula. Al continuar con el recorrido, a unos kilómetros de ahí, El Balcón de Montezuma en el ejido Alta Cumbre, un sitio arqueológico ubicado a 18 kilómetros de nuestra capital, cuyo asentamiento es parte de la cultura huasteca.

Jaumave cuenta con El ojito, un centro recreativo natural que ha sido rehabilitado constantemente por las autoridades estatales y municipales para una estancia placentera. O puede disfrutar a unos kilómetros de ahí, El Nacimiento, inicio del afluente del Río Guayalejo.

Puede hacer un descanso y deleitarse con las tradicionales gorditas de don Pedro, o sin desviarse en las gorditas de Los Nogales.

Otro sitio de interés se ubica en Palmillas con la iglesia Nuestra Señora de Las Nieves, el santuario más antiguo de Tamaulipas, que aún posee los retablos que fueron colocados después de 1777 por los frailes franciscanos, quienes se encargaban de la educación de la niñez en esa localidad.

En Bustamante, Tamaulipas, la tierra del general Alberto Carrera Torres, podrá deleitarse con la biznaga más grande del mundo, la cual se encuentra a bordo de carretera, antes de llegar a la cabecera municipal.

O si prefiere, en dos horas podrá estar en la parte más alta de nuestro estado, para visitar las cabañas de la Joya en Miquihuana y sentirse como si estuviera en Canadá o Los Alpes Suizos.

Hay quienes gustan del turismo cultural y no hay mejor opción que Tula, Tamaulipas. Usted podrá conocer la iglesia de San Antonio de Padua, o presenciar el diseño de la cuera Tamaulipeca, o bien, visitar los cuizillos, en la zona arqueológica Tammapul, un sitio arqueológico de origen huasteco, con su pirámide única en su tipo.

Tula, Pueblo Mágico, cuenta con las exquisitas nieves del altiplano, con sabores de garambullo, mezquite, chochas, nopal, entre otros, preparadas con frutos de la región.

“El turismo activa los servicios de transporte, hospedaje, alimentación, comercio y recreación. Para hacer más atractivo a nuestro estado mejoramos la infraestructura turística, capacitamos a prestadores de servicios y promocionamos nuestros destinos turísticos”, dijo Torres Saeb.